Bienestar, Pescando con el corazón
Publico&Privado
Por Publico&Privado

Segundo pago del Programa “Bienestar Pescando con el Corazón, en Tonalá Durante una gira al municipio de Tonalá para hacer la entrega correspondiente al segundo pago del Programa “Bienestar Pescando con el Corazón”, el secretario general de Gobierno, Eduardo Ramírez Aguilar, anunció la ampliación de este beneficio para 6 mil pescadores más en este año, de tal manera que ni un solo pescador se quede sin apoyo en Chiapas.


Acompañado del secretario de Pesca y Acuacultura, Diego Valera Fuentes y del presidente municipal Manuel Narcía Coutiño,  Eduardo Ramírez refrendó el apoyo y el acompañamiento del Gobierno del Estado con el sector pesquero de la zona Istmo Costa de Chiapas. “Este es un sector en el cual hemos avanzado, pero estamos ciertos que nos hace falta mucho por hacer, por ello seguiremos trabajando de la mano con todos ustedes, para seguir fortaleciendo la actividad pesquera en Chiapas”, apuntó.


Asimismo, Eduardo Ramírez también reconoció la labor realizada por Diego Valera a lo largo de su gestión al frente de esta Dependencia, “me consta de los trabajos que ha hecho Diego, ha sido un incansable gestor social porque lleva puesto en el corazón el ánimo de todos los pescadores de Chiapas”, señaló. Por su parte, Diego Valera destacó que con la ampliación del padrón de este programa los beneficios alcanzarán a pescadores de los municipios de Catazajá, Malpaso, La Concordia y muchos más rivereños, que no saben lo que es tener una credencial verde y recibir un apoyo mensual cuando no tienen con que ir a pescar. Finalmente, Valera Fuentes, hizo la entrega del Certificado Internacional ISO 9001:2008 al secretario de Gobierno, obtenido por esta Dependencia, por su calidad y vanguardia en atención al sector pesquero; como una muestra más del compromiso cumplido por los habitantes de la región Istmo Costa.


Cabe señalar que el programa Bienestar Pescando con El Corazón surge en septiembre del 2014, a partir de las necesidades económicas que presentan las familias pesqueras a lo largo de  seis meses, a causa de la veda y los fenómenos naturales, cuando sus ingresos disminuyen  hasta en un 50 por ciento. Actualmente cuenta con un padrón de beneficiarios de más de 8 mil pescadores, pertenecientes a los municipios de Tonalá, Arriaga, Pijijiapan, Mapastepec, Acapetahua, Huixtla, Villacomaltitlán, Mazatan, Tapachula, Suchiate y Tuzantán.